Pagina nueva 2

monumentos indios

El Taj Mahal es un complejo de edificios construido entre 1631 y 1654 en la ciudad de Agra, India, a orillas del río Yamuna, por el emperador musulmán Sha Jahan de la dinastía mogol. El imponente conjunto se erigió en honor de su esposa favorita, Arjumand Bano Begum — más conocida como Mumtaz Mahal—, quien murió dando a luz a su 14º hijo, y se estima que la construcción demandó el esfuerzo de unos 20.000 obreros.
 
La tumba de Humayun es un complejo de edificios de arquitectura mogol en la ciudad india de Delhi. Comprende la tumba principal del emperador Humayun, así como otras tumbas, mezquitas y otras construcciones. El complejo está considerado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad ya que es una de las primeras muestras del arte arquitectónico mogol. Es, además, uno de los complejos que mejor se han conservado.
 
El fuerte de Delhi, ubicado en la ciudad india de Delhi, es conocido también como Fuerte rojo o Lal Qila (en hindi) por el color de la piedra arenisca con la que se construyó. No debe confundirse con el Fuerte de Agra al que se llama del mismo modo.
 
La Jama Masjid o Mezquita del viernes es una de las mayores mezquitas de la India. Es el principal centro de culto para los musulmanes de Delhi, ciudad en la que se encuentra.

Situada frente al Fuerte Rojo, la mezquita fue construida por el emperador mogol Shah Jahan entre 1644 y 1658. La construcción ocupa una superficie total de 1.200 m². Se dice que participaron más de 500 artesanos en su edificación aunque el arquitecto principal fue Ostad Khalil.

 

El complejo Qutb es un conjunto de edificios y monumentos situado en la ciudad de Delhi, en la India. La construcción de este complejo la inició Qutb-ud-din-Aybak, primer gobernante de la dinastía de los esclavos. El complejo fue ampliado por los sucesivos gobernantes, incluyendo a Iltutmish y Alaudín así como a los británicos. Desde 1993 el complejo está considerado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

 

Shiva es el dios destructor de la Tri-murti (‘tres-formas’, la Trinidad hindú) junto a Brahmá (dios creador) y a Vishnú (dios preservador).